¡¿Salimos a pasear?! | Dr. Balbi
¡Me duele la pancita!
30 August, 2018
¡Bienvenido a casa!
31 October, 2018
Mostrar todos

¡¿Salimos a pasear?!

Una de las mejores maneras de fortalecer la relación entre el dueño y su mascota es a través de las caminatas. Además, con una hora de paseo todos los días se puede evitar el sobrepeso en los perros adultos y favorecer el funcionamiento de su sistema digestivo.

Una buena caminata dentro de la rutina diaria elimina el comportamiento hiperactivo que demuestran algunos perros, en especial cuando viven en departamentos y dependen de sus dueños para salir a realizar ejercicio.

Cuando el perro es joven, podemos comenzar a extender la duración de los paseos en forma paulatina para acostumbrarlo, hasta que alcance su desarrollo completo y pueda afrontar las actividades físicas que lo ayudarán a mantenerse feliz y saludable.

Estos son algunos consejos para salir a caminar con tu perro y dominar eficazmente la caminata:

Evitar salir a caminar después de que el perro haya comido, es recomendable esperar 30 minutos luego de que haya ingerido el alimento.
Siempre utilizá collar y correa: Una correa corta es más adecuada para guiar y corregir los movimientos de tu perro. Para mayor seguridad, colocá una chapita identificatoria con tus datos para evitar que se pierda.
Es importante llevar bolsas para poder tirar los desechos de tu perro en un cesto de basura y mantener limpio el parque y la ciudad.
Enseñale a tu perro la posición adecuada: La manera correcta de pasear a un perro es manteniéndolo a tu izquierda, sujetando la correa con tu mano derecha y brindando direcciones con la mano izquierda. El perro debe caminar con su cabeza o cuello a la misma altura de tu cadera.
Preparate para caminatas largas: Es recomendable dedicar entre treinta minutos y una hora completa por día. De todas formas, las necesidades específicas de cada perro difieren, por lo tanto hay que observar su comportamiento y consultar con el veterinario.
Premiá a tu perro después de la caminata: Al proporcionar su comida después de la actividad física, el perro asociará este “trabajo” con el refuerzo positivo de su alimentación.
Después del ejercicio es recomendable que el perro no ingiera mucha agua rápidamente, sino que se esperen 15 minutos para hidratarlo y brindarle poca cantidad varias veces por día.

//]]>