¡Soy un perrito de buen comer! | Dr. Balbi
¡¿Que nos van a poner qué?!
4 June, 2018
¡Vení que te baño!
17 July, 2018
Mostrar todos

¡Soy un perrito de buen comer!

La alimentación para nuestro perrito es fundamental, además de elegir el alimento adecuado, es esencial controlar la cantidad que le ofrecemos.
Aunque el alimento sea el correcto para sus necesidades, si no come la cantidad justa no lo estamos alimentando adecuadamente.

Los amigos perrunos son glotones por naturaleza, por eso si nosotros, que le proporcionamos la cantidad de alimento no controlamos las raciones, ellos por sí solos lo harán probablemente de forma excesiva.
La consecuencia de la sobrealimentación es el sobrepeso y, en casos extremos la obesidad si se ve acompañada de una vida sedentaria.
También sucede que nuestro perrito no coma lo suficiente, el alimento puede no gustarle, está desganado por las altas temperaturas o porque hay alguna enfermedad que le quite el apetito.

En su etapa de crecimiento una adecuada nutrición es esencial para su desarrollo. Una alimentación carenciada puede provocar alteraciones en su crecimiento y en exceso puede ser incluso más peligroso.
La capacidad digestiva de los cachorros es limitada, un volumen muy grande de alimento puede provocarle vómitos y diarreas.
Cuando se cubren las necesidades del cachorro pero recibe exceso de calorías, en el caso de los perros de tamaño pequeño puede desarrollarse obesidad aunque en su etapa de crecimiento no se percibe. En el caso de los perros de tamaño grande el exceso acelera su desarrollo y puede generar problemas articulares, como la displasia de cadera.

En muchos alimentos vienen tablas de racionamiento en las que podemos confiar para saber cuál es la cantidad que debemos darle a nuestro perrito.
De todas maneras son orientadoras, y cada perrito tiene sus necesidades particulares, por lo que lo mejor es recurrir al veterinario y le asigne una dieta adecuada a sus características.

//]]>