¡No puedo ir al baño! | Dr. Balbi
¡Tengo pila para rato!
19 mayo, 2017
¡Decile NO al resfrío!
22 junio, 2017
Mostrar todos

¡No puedo ir al baño!

Los gatitos a diferencia de los amigos perrunos se caracterizan por su independencia, si su conducta cambia debemos darle mayor atención ya que pueden estar alertándonos de algún problema.

Las infecciones urinarias son aquellas que afectan a la vejiga y uretra de los mininos, la obstrucción de la orina suele ser muy dolorosa y a veces mortal para los gatitos.

Existen muchas razones que pueden estar detrás de los problemas urinarios de tu gato entre ellas se encuentran:

*Cistitis idiopática: La inflamación de la vejiga provoca la filtración de proteínas y sangre en la orina, en los machos puede bloquear la uretra y poner en riesgo su vida.

*Cálculos en la vejiga: Es un problema menos usual, pero suele ocurrirle más a los gatos machos que hembras, los cálculos de tipo estruvita y oxalato de calcio obstruyen la uretra.

*Anomalías anatómicas: Algunos gatos pueden nacer con una anatomía del tracto urinario inferior anómala o pueden desarrollar anomalías como consecuencia de un traumatismo.

*Infección bacteriana del tracto urinario: Aquellos gatos que sufren diabetes o deficiencias renales son más propensos a infecciones.

*Edad y peso: La cistitis idiopática empeora con el estrés, las mudanzas, la llegada de personas o gatos nuevos a la casa.

Si notás que tu gatito hace fuerza al orinar, emite maullidos agudos en la bandeja sanitaria, se lame con frecuencia en la zona genital, sangra al orinar, no expulsa orina o muy poca, fuerte olor de la orina, vómitos, diarrea, falta de apetito u orina fuera de la bandeja, es importante hacer una visita a la vete para descartar problema urinarios o comenzar un tratamiento lo antes posible.

También puede interesarte.