¡Hable más fuerte que no le escucho! | Dr. Balbi
¡Me duele la pancita!
22 March, 2018
Mostrar todos

¡Hable más fuerte que no le escucho!

Si tu amigo no reacciona a silbidos, jueguetes sonoros y ruidos estimulantes conocidos, puede que esté pasando por un problema de sordera.
Hay diversas causas de sordera, defectos genéticos, toxicidad de algunos medicamentos, otitis, degeneración del oído por la edad o por un traumatismo, incluso por la exposición a ruidos muy fuertes.
Cuando la sordera es congénita, es decir que nuestro amiguito nace con ella, se puede notar actitudes extrañas en la manera de jugar con sus hermanos, su forma de jugar parece desprporcionadda, se llega a pensar que se trata de un perro agresivo o violento.
Para determinar si nuestro amigo perruno es sordo lo mejor es recurrir a la vete, donde se le hará una exploración exaustiva del aparato auditivo. Con simples pruebas es más difícil de detectar cuando nuestro cachorro es sordo de un oído y no es una sordera bilateral.
Es muy importante en estos casos que los paseos al aire libre no estén sin correa ya que no oíran a los llamados de sus dueños y pueden
perderse y desorientarse.

//]]>