¡Estoy en huelga de hambre! | Dr. Balbi
Traqueobronquitis Infecciosa Canina
6 agosto, 2018
¡Me duele la pancita!
30 agosto, 2018
Mostrar todos

¡Estoy en huelga de hambre!

Cuando nuestros gatunos dejan de comer o comen significativamente menos de lo habitual debemos considerar que algo le pasa. La razones de la anorexia o hiporexia pueden ser varias:

  • Cambios en su entorno: Los gatos tienen perfectamente controlado su territorio y no toleran los cambios; cambios de mueble, de hogar, viajes, visitas desconocidas, épocas de fiestas, son algunas de las causas por las que puede perder el apetito.
  • Llegada de otro gato: Como es de esperar, si no toleran los cambios de muebles, la llegada de otro gato a su territorio puede perturbarlo demasiado. Te recomendamos que vayas adaptándolo despacio a la llegada de otro gatito al hogar.
  • Cambios de alimentación: Algunos gatitos padecen lo que los expertos llaman neofobia alimentaria, de modo que no toleran los cambios bruscos de alimentación y dejan de comer. Estos cambios de alimentación pueden ser obligatorios, por ejemplo al cambiar de alimento de gatito a adulto o tras la esterilización. Para prevenir este rechazo, nada mejor que hacer una buena transición alimentaria, lo que además previene problemas gastrointestinales. Otra ocasión que supone un cambio de alimentación es la presencia de alguna enfermedad renal, hepática, etc. En estos casos se debe ser muy estricto a la hora de seguir las indicaciones del veterinario.
  • Intoxicaciones: Aunque una intoxicación puede ser considerada una enfermedad, la tratamos aparte porque tiene elementos exógenos que se pueden controlar, como el acceso a productos de limpieza, a plantas tóxicas, a medicamentos, etc.
  • Comportamiento reproductivo: El celo en las hembras y el impulso natural del macho en esa fase pueden causar la pérdida del apetito. Una razón más para recomendar la esterilización de los gatos de ambos sexos.
  • Los gatunos puede dejar de comer cuando tiene alguna enfermedad, de cualquier tipo, como los trastornos periodontales. El simple contacto del alimento con las encías puede producir un dolor suficiente para que el gato no quiera comer.
  • Los gatos adultos suelen perder el apetito, influido por la pérdida de olfato, lo que hace que el alimento no resulte tan atractivo. Otra causa muy frecuente por la que los gatos mayores dejan de comer es la pérdida de piezas dentales.

Si tu gatito tiene estos comportamientos es importante consultar a la vete, ya que podrá darte una dieta alternativa o revisar si hay alguna enfermedad que le saque el apetito.